Para una fácil navegación por el sitio, guíese por el menú del pié de página

Continuación Historia

 

Concurso de Obra Inédita

 

Con el fin de estimular la creatividad de autores y compositores, la Fundación estableció, paralelamente al de interpretes, el concurso de “Obra Inédita” en cada modalidad, al cual clasifican tres obras vocales y tres instrumentales, cada una de las cuales se interpretaba en las rondas eliminatorias, presentándose en la noche final las dos obras ganadoras.

 

A partir de 2011 se decidió presentar las obras inéditas tanto en audición privada como en pública en un solo bloque para que tanto jurado como público pudieran hacer las comparaciones más fácilmente. Esta presentación se hace el sábado de festival.

 

Conciertos Dialogados

 

Con el fin de establecer una comunicación directa entre el público y los artistas se crearon, desde hace algunos años, los “Conciertos Dialogados” en pequeños escenarios, sin amplificación, donde los asistentes pueden interactuar con los concursantes estableciéndose una unión entre seres que en los grandes escenarios siempre se encuentran distantes. Esta actividad tomó una fuerza inusitada y hoy es uno de los grandes atractivos del Festival, por lo cual ante la gran asistencia de público fue necesario celebrarlos simultáneamente, enfrentándolos, pues de lo contrario desbordarían la capacidad de los escenarios disponibles, el principal de ellos, aquel salón de actos del Colegio de la Inmaculada donde el concurso interpretó sus primeras notas, como también el Templo parroquial; por supuesto ya no pueden realizarse sin sonido.

 

Aquí han compartido tarima la gran mayoría de los compositores contemporáneos (encuentros de cantautores), son el escenario preferido para el lanzamiento de producciones discográficas, se realizan encuentros de duetos, encuentros de voces femeninas, encuentros de grupos polifónicos y, en fin, cuantas posibilidades permita el tiempo disponible.

 

En los inicios del Festival sólo se contaba con las sesiones de la noche, lo cual hacia que mucha parte del público prolongara su participación en los remates generalmente realizados en haciendas cercanas a la población, hasta el amanecer, pues se disponía de todo el día para recuperar fuerzas; en la actualidad se deben reservar unas pocas horas de la madrugada con este fin, pues a las 10 de la mañana empieza la actividad musical.

 

Encuentro de Expresiones Autóctonas

 

Ante la fuerte presencia de la academia en el concurso, fue necesario crear un espacio donde los artistas empíricos y tradicionales pudieran hacer presencia. Fue así como se creó el “Encuentro de Expresiones Autóctonas”, donde tienen cabida los grupos de campesinos, afrodescendientes e indígenas que interpretan música aprendida de generación en generación y transmitida de padres a hijos.

 

Durante el encuentro se realizan talleres en los cuales los grupos comparten sus experiencias, que en muchos de los casos comprenden inclusive la fabricación de sus propios instrumentos.

 

En algunos años se celebró un concierto final en el Coliseo Gerardo Arellano, el domingo en la tarde.

 

Por la creación del Encuentro Internacional, esta plenaria del encuentro de expresiones se está realizando en el mismo sitio de los talleres.

 

Esta actividad año tras año conquista más adeptos entre los folclorólogos, estudiantes de antropología, musicología y amantes de nuestro legado cultural.

 

Actividades complementarias del Festival de la Plaza

 

Ante la gran afluencia de público y la presencia masiva de grupos familiares, el Festival de la Plaza no sólo se convirtió en una gran tarima de espectáculos musicales, sino que se complementó con exposiciones de instrumentos, artesanías de gran calidad, feria del libro y muestra gastronómica; esta última actividad se ha desarrollado en Ginebra paralelamente con el concurso, hasta convertir el municipio en un polo de desarrollo y destino obligado de quienes quieren degustar la exquisita cocina vallecaucana.

 

Además de la música andina también han tenido cabida muestras de otras músicas tradicionales colombianas como la del pacifico, la caribe (porro y cumbia) y la llanera.

 

Homenaje a nuestro Autores y Compositores

 

Con estímulo ofrecido por el concurso de obra inédita y la presencia en Ginebra de la gran mayoría de los autores y compositores contemporáneos, fue desapareciendo la música tradicional de los repertorios de los concursantes, pues la temática actual y las expresiones modernas eran más atractivas para los jóvenes concursantes.

 

Simultáneamente con la visualización de esta realidad, se presentó la celebración de los 100 años del natalicio de Benigno “Mono” Núñez (1997), uno de los fundadores del concurso y quien dio su nombre al Festival. Por tal motivo la Fundación decidió incluir en el repertorio de los concursantes una obra que se llamaría “Homenaje a Nuestros Compositores” la cual sería asignada por la organización a cada uno de los concursantes clasificados; con ello se logró que por lo menos la tercera parte del repertorio fuera del pentagrama tradicional colombiano.

 

Después del homenaje al “Mono” se continuó con el programa, reviviendo la obra de los maestros mas importantes de nuestra música.(la lista completa de maestros homenajeados puede consultarla siguiendo en nuestro menú inferior HOMENAJES).