El folclor de Colombia brilló en Miami con el «Monoconcierto Funmúsica»

Festival Mono Núñez

Lorem fistrum por la gloria de mi madre esse jarl aliqua llevame al sircoo. De la pradera ullamco qué dise usteer está la cosa muy malar.

La aplaudida cantautora María Isabel Saavedra ratificó el buen momento por el que pasa su exitosa carrera artística y compositiva y junto a músicos colombianos, españoles y latinos presentó algunas de sus más aclamadas canciones que hicieron parte de un catálogo inmenso de versos exaltados por el aplauso sonoro de los asistentes.

Las canciones de la diva de nuestra música nacional y latinoamericana pusieron en escena varios de los títulos de su extensa y exquisita obra compositiva con el respaldo de una organología mágica donde los sonidos de instrumentos vernáculos y vanguardistas se fundieron con su arrolladora voz, haciendo llegar hasta las lágrimas a los asistentes.

Al escenario llegó luego el Dueto Nocturnal, Gran Premio Mono Núñez, quienes hicieron junto a Saavedra, algunas de sus obras más conocidas y luego se empoderaron del tablado con la interpretación de emblemáticas melodías con las que les ofrecieron a los espectadores un fascinante recorrido por Colombia a través de las creaciones de importantes compositores del repertorio folclórico ancestral.

La música andina colombiana, la de la región colombo – venzolana, la de las costas y un homenaje inolvidable al gran juglar Agustín Lara fue el repertorio ofrecido por los maestros Vladímir Ardila y Alfonso Ricardo Arrieta en un instante de sublime sentimiento y la interpretación genuina que caracteriza a esta dupla, una de las más queridas por los colombianos.

El director ejecutivo de Funmúsica Bernardo Mejía, señaló a este medio que lo vivido el pasado jueves 13 de octubre en Miami fue un recorrido musical por Colombia, Suramérica y España con las voces destacadas del folclor, quienes no solo han sido protagonistas en los escenarios del país, sino que, como el caso de Saavedra y Nocturnal, son hoy los más fieles embajadores de la cultura raizal en el mundo.

Festival Mono Núñez

Anotó que este fue verdaderamente un espectáculo único e irrepetible que dejó a los melomanos maravillados y demostró que nuestras músicas folclóricas unidas a los demás repertorios, es una acertada manera de vender la buena imagen del Colombia ante el universo y más con la nómina de lujo que se presentó en Miami.

Colombia tierra querida, fue el himno de clausura que unió a los artistas colombianos con las damas de Weston para contagiar de alegría al nutrido aforo que terminó moviendo las caderas y aplaudiendo eufóricamente, como lo hacen los raizales al interior de las costas colombianas.

El Teatro Trail en Coral Gables fue testigo de este genuino momento y en su recinto quedaron adheridos los versos de los nuestros, para legitimar con esta clase de espectáculos la aceptación y acogida que tienen nuestros aires y artistas en las atmosferas del exterior.

¡Compartir es cariñoso!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba